Análisis de Ondas Transversales

Las grabaciones de datos de un solo componente entregadas por sistemas de registro sísmico convencionales 2D/3D ignoran una gran parte de la información radiada por eventos microsísmicos y probablemente son responsables de previos fracasos en los estudios adquiridos en la superficie.

Las ondas S desencadenadas por eventos microsísmicos son a menudo las señales más fuertes registradas en los datos microsísmicos. Se observan normalmente en los componentes horizontales de un receptor 3-C y son débiles o están completamente ausentes en el componente vertical.

Suponiendo una relación Vp /Vs de 2, la energía de una fase de onda S (SH o SV) radiada por un evento de corte es 8 veces más grande que la de la onda P asociada (Aki y Richards 2002), pero un sistema de un solo componente probablemente no va a grabarlo.

Fuertes llegadas de ondas transversales registradas por una línea en un conjunto de sensores en la superficie sobre una exploración activa de gas de esquisto en Norteamérica. Las líneas punteadas están dibujadas justo arriba de las llegadas de las ondas P y S.

Un requisito estándar en las aplicaciones microsísmicas de pozo y VSP es la grabación en tres componentes (3-C). Este tipo de grabación es esencial en las evaluaciones microsísmicas de superficie y de perforaciones porque sólo los datos 3-C representan el campo tridimensional de ondas completo.

Los instrumentos 3-C no solamente captan todos los modos de onda, sino que también facilitan el análisis de polarización para distinguir fácilmente entre los diferentes modos. La clasificación de las señales grabadas en ondas P polarizadas verticalmente y ondas S polarizadas horizontalmente es crucial para evitar digitalizar falsos positivos de modos de onda mal interpretados.

Los resultados de cualquier análisis de datos geocientíficos son tan buenos como la calidad e integridad del conjunto de datos grabados. Capturar el campo de ondas más completo en tiempo, espacio y frecuencia es una buena estrategia para maximizar el valor de los datos de monitoreo microsismico.

Patrón de radiación de la onda transversal para un evento de fallo microsísmico que demuestra la naturaleza direccional no uniforme de la energía de la onda transversal. La mayor parte de la energía generada por los eventos de fallas microsísmicas es esta energía de onda transversal.