Entendiendo el Monitoreo Microsísmico

El monitoreo microsísmico es la observación pasiva de sismos a pequeña escala, los cuales ocurren en el suelo como resultado de la actividad humana o procesos industriales tales como la minería, fracturación hidráulica, recuperación mejorada de petróleo, operaciones geotérmicas o almacenamiento subterráneo de gas. La ciencia microsísmica surgió de la sismología de terremotos y se concentra en micro-terremotos (es decir, con una magnitud menor a cero). Estos micro-terremotos son muy pequeños para ser sentidos en la superficie, pero pueden ser detectados por equipos sensitivos como geófonos y acelerómetros.

Microseismic fracture mapping schematic

A diferencia de las tecnologías 3D tradicionales, las cuales miden las reflexiones acústicas de una fuente de energía, el monitoreo microsísmico es un método pasivo, lo que significa que escucha la energía sísmica que ya está ocurriendo subterráneamente. La sismicidad pasiva también es comúnmente llamada “sismicidad inducida”.

Los métodos pasivos proveen un registro 4D continuo en la región monitoreada en vez de proporcionar imágenes individuales a través del tiempo, las cuales son obtenidas por métodos sísmicos 3D convencionales. Los resultados microsísmicos normalmente son entregados en tiempo real y pueden ofrecer, literalmente, una grabación de video de lo que está ocurriendo a gran profundidad como resultado de operaciones industriales.

¿Qué es un evento microsísmico?

Los terremotos a gran escala son causados cuando se libera energía como resultado de fracturas de roca en una falla. En cambio, los eventos microsísmicos son causados cuando las actividades humanas como minería o la producción de petróleo y gas cambian la distribución de tensiones o el volumen de una masa rocosa.

Cuando la roca intenta redistribuir las tensiones dentro de la masa rocosa, esta puede deslizarse o cortarse junto con zonas pre-existentes de debilidades como fallas o redes de fracturas.

¿Qué nos puede revelar el monitoreo microsísmico?

El monitoreo microsísmico básico busca responder tres preguntas fundamentales sobre eventos microsísmicos:

  1.     ¿Cuándo ocurrió el evento microsísmico?
  2.     ¿Dónde ocurrió el evento microsísmico?
  3.     ¿Qué tan grande fue el evento microsísmico?

El mapeo microsísmico tradicional determina la ubicación y magnitud del evento. Cuando la microsismicidad es observada a través del tiempo, los operadores pueden empezar a ver patrones de sismicidad relacionados con actividades de producción.

El análisis microsísmico avanzado hecho por ESG puede revelar información más detallada sobre la microsismicidad del área y cómo está respondiendo a la roca a la minería o a las actividades de producción de petróleo o gas, lo que aumenta la eficiencia y el funcionamiento óptimo.

Esta pequeña falla resulta en la liberación de energía en forma de ondas sísmicas y es conocida como un evento microsísmico.