Usando el Equipo Sísmico Adecuado

Con una creciente preocupación pública por la sismicidad inducida, los operadores están particularmente conscientes de la necesidad de monitorear con precisión esta sismicidad de gran magnitud y de implementar fácilmente sistemas para mitigar cualquier riesgo asociado.

La instrumentación sísmica tiene un límite de ancho de banda intrínseco; este ancho de banda finito puede introducir un sesgo en las mediciones de la fuente microsísmica que en última instancia afectará cómo se interpretan los resultados. El monitoreo de (micro)sismicicidad inducida de gama amplia o Hybrid™ es una tecnología esencial que puede ayudar a los operadores a entender la relación entre las inyecciones y su interacción con fracturas de diferentes escalas. Al proporcionar a los operadores un conocimiento preciso del tamaño y ubicación de eventos de mayor magnitud, la industria puede avanzar para establecer un sistema de evaluación de sismicidad inducida y, al mismo tiempo demostrar cumplimiento ambiental y de una operación responsable.

¿Qué es la Saturación de Magnitud?Surface Microseismic Hybrid Equipment

La tecnología microsísmica actual está generalmente afinada para identificar sismicidad de baja magnitud generada durante estimulaciones de fracturación hidráulica (M < 0).  Los sensores microsísmicos comúnmente usados son geófonos de 15 Hz desplegados en pozos de monitoreo ployed down a la profundidad del yacimiento.

Los eventos microsísmicos ocurren en fracturas relativamente pequeñas, resultado en señales de alta frecuencia que se progagan por la tierra. En contraste, los eventos de gran magnitud (M > 0) muestran ondas más largas, las cuales viajan a frecuencias significativamente más bajas. 

Cuando un sensor que está afinado para capturar señales de frecuencias mayores registra un evento de gran magnitud con energía de menor frecuencia, sólamente registrará la porción de la señal que cae dentro del ancho de banda de frecuencia del sensor. Debido a que la porción de frecuencia más baja de la señal será truncada, las magnitudes determinadas a partir de este sensor serán subestimadas. Este fenómeno se conoce como Saturación de Magnitud.

Con el fin de capturar precisamente el contenido de la señal de baja frecuencia asociado con eventos de mayor magnitud, el arreglo de monitoreo que consta de geófonos de 15 Hz necesita ser aumentado con sensores de baja frecuencia como acelerómetros de fuerza balanceada y geófonos de baja frecuencia de 2 ó 4.5 Hz en lo que llamamos una configuración "híbrida", para proporcionar una cobertura de ancho de banda apropiada. Estos sensores de frecuencia inferior se usan generalmente para aumentar el rango de detección de eventos con M> 0 y se instalan típicamente en la superficie o cerca de ella.